Y si supieras...


La introversión y diferenciación con el otro no tendría por qué suponer un problema para
los jóvenes y menos por tomar decisiones propias que les alejan de los cánones
de sus iguales. Asumir los propios gustos y respetarlos desde la asertividad,implica
una individualidad que en ocasiones no es bien recibida por el entorno y un
desajuste...

Tener una imagen o representación interna de si mismo es lo que nos permite saber
quienes somos y qué queremos. Identificarnos con un grupo, cultura o formas de
estar en el mundo, también nos habla de nosotros, de una manifestación de
nuestro proyecto vital.